¿Pensando en invertir en Inteligencia Artificial para gestión de media? Estas son las preguntas clave que debe plantearse

Hoy en día estamos siendo constantemente “bombardeados” por información y nuevos productos basados en la Inteligencia Artificial. Todos sabemos sobre su existencia y tenemos al menos una ligera idea de las ventajas que aporta. No obstante, todavía no está claro para una buena parte de los broadcasters y compañías de media cómo la debemos integrar en nuestro trabajo diario para sacar el máximo provecho de esta tecnología. Por ello, desde VSN proponemos esta lista de aspectos clave, a modo de guía de iniciación, para asegurar la correcta implementación de los servicios de Inteligencia Artificial aplicados a la gestión de media en nuestra empresa.

En primer lugar, cabe preguntarse por los motivos que nos han llevado hoy día a que la Inteligencia Artificial suponga un cambio en las reglas del juego de la industria Broadcast. ¿A qué se debe la tremenda importancia que está adquiriendo? Pues nada más y nada menos que al crecimiento exponencial que ha sufrido la generación de contenido audiovisual en los últimos años.

Este incremento en la producción de contenidos, cada vez más personalizados en función de la plataforma de consumo, ha hecho que empresas de todo tipo se enfrenten diariamente a la cada vez más difícil tarea de gestionar y encontrar la información que necesitan de entre la inmensa cantidad de contenido de media que se genera en un solo día. De hecho, esta es una situación que aplica desde a las empresas de Broadcast y Media y sus departamentos de documentación, hasta todo tipo de compañías que empiezan a trabajar cada vez más con ficheros de tipo vídeo en su día a día, tales como instituciones y administraciones públicas, universidades o departamentos de Marketing de grandes corporaciones, entre otros.

Por todo ello, desde VSN creemos que  para integrar esta tecnología correctamente en su ciclo de gestión de la media y asegurar así que la inversión en IA resulta útil y rentable, es clave que las empresas empiecen por plantearse las siguientes cuestiones.

1- Para empezar, debemos tener un objetivo claro: ¿Para qué quiero implementar servicios de IA en mi compañía? ¿Qué flujos, tareas o procesos de mi día a día podrían automatizarse y mejorar con esta tecnología? Siempre, por supuesto, basándonos en cálculos y análisis realistas.

2 – Seguidamente, ¿a qué tipo de contenido le quiero aplicar estos servicios o tecnologías de IA? Debemos tener en cuenta que estas herramientas no son igual de eficientes para todo tipo de temáticas o vídeos (no resulta igual analizar una sesión plenaria en un congreso que un partido de fútbol, por ejemplo). Por ello, también deberemos tener en cuenta a qué tipo de contenido específico queremos aplicar estas herramientas, cuáles son las limitaciones de este tipo de contenido (ruido, acentos, movimientos bruscos de la imagen, etc.) y cómo pueden afectar estas a la calidad de los resultados.

3 – Para alcanzar estos objetivos, ¿qué tecnologías me podrían resultar más útiles? Tenemos a nuestra disposición tecnologías para reconocimiento de imagen y audio de lo más variadas y, por supuesto, todas ellas tienen diferentes aplicaciones que debemos evaluar en función de nuestros intereses.

4 – Otra consideración muy importante: ¿qué modelo de negocio y despliegue de la inteligencia artificial me resultará más conveniente? Aquí deberíamos valorar, por un lado, si queremos contar con un motor de IA de tipo privado o público y a su vez, si nos gustaría tenerlo alojado en local o en la nube.

5 – Y la última cuestión clave a la hora de realizar un correcto análisis: ¿está nuestro gestor de contenidos o sistema MAM preparado para integrar estas tecnologías? ¿Qué flujos de trabajo me debería permitir realizar? Al final, lo que debemos entender es que esta tecnología es tan valiosa como los sets de imágenes y metadatos que analiza el motor de Inteligencia artificial, por un lado, y tan valiosa como el uso y gestión que nosotros hacemos de toda esta información a través del MAM, por otro. Es decir, de nada sirve contar con un servicio que nos provea de infinidad de información sobre nuestros ficheros de media, si luego no somos capaces de seleccionar la que realmente nosotros necesitamos y analizarla de manera correcta gracias a que nuestro MAM está configurado y adaptado para  gestionar y presentar todos estos datos de una forma sencilla y comprensible. Conseguir que la inversión en IA sea útil y rentable requiere disponer de un MAM capaz de enlazar y entender toda la información “descontrolada” que nos ofrecen los motores de IA. Solo aquel sistema capaz de filtrar y exponer toda los datos de forma lógica y coherente, siendo capaz incluso de integrar varios motores de IA a la vez y adaptarse a diversos modelos de datos, será el que nos permita sacar un mejor provecho de todo el potencial de estas herramientas para producir y gestionar más contenido en menos tiempo.

webinar-sobre-inteligencia-artificial-y-gestión-media-vsn

Solo analizando todas estas preguntas y respondiendo a cada una de ellas, estaremos verdaderamente preparados para considerar de manera eficiente si vale la pena invertir en AI o no y cómo sacar el máximo provecho de estas herramientas en nuestras operaciones diarias. Al final, es muy importante saber filtrar y tener una visión realista de dónde nos puede ayudar y dónde nos puede hacer perder tiempo y recursos la IA.

Todas aquellas personas interesadas en obtener información más detallada sobre esta tecnología o sobre los productos y soluciones de VSN que la integran, pueden revisar el VSNWebinar “¿Qué hay de nuevo y real en IA aplicada a la gestión de media?” disponible bajo demanda a través de la página web de VSN. Asimismo, también pueden visitar a VSN en la próxima feria NAB Show de Las Vegas (stand SL 7606) y solicitar una demo de producto o reunión por adelantado a través de la página web corporativa.

Share This