Más contenido que nunca: el reto de la demanda audiovisual en tiempos difíciles

Las recientes consecuencias de la pandemia generada por el Covid-19 han creado una situación nunca antes vista a nivel mundial. La cuarentena ha disparado la demanda de contenido, pero, ¿cuenta toda la industria audiovisual con las herramientas de software necesarias para mantener el ritmo en las circunstancias actuales? En este extenso artículo analizamos la situación actual que atraviesa el consumo de contenidos y los retos que plantea a nivel tecnológico.

Cine World cerrado sin contenido

 

El reciente estado de confinamiento originado por el Covid-19 está generando, sin duda, una realidad diaria digna de escenarios hasta ahora solo descritos en relatos distópicos de ciencia-ficción: calles desiertas, todo tipo de establecimientos cerrados, dispositivos especiales de fuerzas de seguridad, ciudadanos solitarios, cautelosos y casi irreconocibles tras sus mascarillas, y, sobre todo, muchas horas que ocupar desde el confín de nuestros hogares.

Este último detalle es, sin lugar a dudas, el cambio de paradigma que más afecta al común de la sociedad. Las conversaciones casuales ahora se plasman en infinidad de mensajes en redes sociales; las reuniones de familiares y amigos dependen de la fiabilidad del software de videollamada; y lo que hace apenas un mes hubiera sido un encuentro entre fans para revivir un concierto se puede convertir en todo un evento virtual con miles de seguidores. En cierta manera, nos estamos adelantando al futuro y potenciando el uso de herramientas tecnológicas a través de su uso masivo debido a la necesidad de buscar formas alternativas de entretenimiento y comunicación.

Esta situación supone todo un desafío para la industria del entretenimiento al completo, y en particular para los medios de uso más generalizado: TV y plataformas no lineales (OTT, VoD, streaming…), organizaciones que afrontan la crisis como una oportunidad y desafío de forma simultánea. ¿Cómo están asumiendo las empresas del sector las circunstancias actuales?

Los gigantes del streaming, más demandados que nunca

“Nuestra audiencia está aumentando” señaló Ted Sarandos, CCO de Netflix, en una reciente entrevista para CNN. El dato no pilla a nadie por sorpresa: un par de días antes, Nielsen estimaba que el consumo de streaming podría dispararse más de un 60% en EEUU, tomando como referencia situaciones anteriores de aislamiento forzado, en este caso por desastres naturales. Un buen momento para el esperado lanzamiento europeo de Disney +, la propuesta VoD del ratón con guantes que inauguró su servicio el pasado 24 de marzo en buena parte de los países de la UE. Pese a lo esperado del estreno incluso en circunstancias normales, ha sido la propia institución europea la encargada de solicitar a todos estos servicios de streaming, incluyendo YouTube, que rebajen la calidad de sus emisiones para no saturar un ancho de banda más necesario que nunca.

A pesar de este innegable aumento en la demanda, el sector audiovisual también se enfrenta a dos efectos colaterales que le afectan directamente: por un lado, un paro generalizado de las producciones en todo el mundo, y por otro, el cierre provisional de salas de cine, habitual ventana de estreno para las novedades de los grandes estudios. Mientras que Netflix no notará de inmediato este parón por su modelo de estrenos único (directamente en su plataforma y con todos los capítulos de una serie disponibles al mismo tiempo), otras productoras no tienen la misma suerte y ya están ajustando sus planificaciones mediante cancelaciones y retrasos en los peores casos, y en los mejores transformando estrenos en sala en digitales, ya sea utilizando su propia plataforma o vendiendo derechos de emisión a terceros que sí cuenten con ellas. 

En cualquier caso, un statu quo prolongado obligaría a todos los interesados a multiplicar su contenido para diferenciarse y mantener su competitividad, y dado el parón de novedades, el recurso natural se encontraría en los contenidos en lata, ya terminados y listos para ser descubiertos por primera vez, reemitidos o la opción más jugosa, readaptados para la ocasión: compilaciones, especiales temáticos, ciclos…

La industria audiovisual ante el reto de la cuarentena sin contenido

La televisión tradicional, en primera línea

Por otro lado, ¿cómo están reaccionando las televisiones lineales ante la situación actual y el aumento de demanda de su competencia más agresiva? Por un lado, el parón de producciones les afecta al mismo nivel que a los streamers, por lo que, como sugieren Elena Neira o Josef Adalian, quizá lo más recomendable sería reconfigurar la programación de TV y potenciar la función del directo, su signo distintivo, para aprovechar también los previsibles picos de audiencia. 

Especiales informativos, programas dedicados para formar al público, alternativas educativas ante la ausencia de clases presenciales, especiales regionales…La televisión lineal tiene recursos para salir airosa del paso incluso con las limitaciones logísticas actuales, además de contar con archivos de contenido históricos y a menudo exclusivos que también pueden sacar a relucir para la ocasión.

Cuando la tecnología marca la diferencia

Parece claro que las circunstancias actuales suponen no solo una situación de excepción para el sector audiovisual, sino toda una batería de desafíos diarios que requieren un esfuerzo extra: un enfoque adaptado, una coordinación eficiente…y software fiable capaz de habilitar, coordinar y potenciar todas las tareas necesarias para seguir funcionando a pleno rendimiento.

Sistema de Producción VSN PAM

VSN PAM, a pleno rendimiento en instalaciones a nivel global. 

El teletrabajo ya no es opcional, por lo que como parte de su instalación tecnológica, toda empresa debería tratar de contar con un sistema de organización de producción. Una solución diseñada específicamente para entornos de producción de media que permita organizarlo de manera óptima a través de la gestión de responsables, de personal y la monitorización de tareas, funcionalidades que ayudan a agilizar workflows y permiten a los usuarios concentrarse en lo que mejor saben hacer: crear contenidos.

Por ejemplo, los usuarios podrían así acceder desde puestos diferentes a una misma secuencia, que se puede editar mientras el proceso de producción continua sin perder tiempo transfiriéndolo. Con un módulo de herramientas sociales (social tools), el equipo del proyecto puede hacer seguimiento de los cambios, añadir comentarios e interaccionar entre sí en tiempo real.

En cuanto a la repesca y reedición de contenidos, un potente sistema de Media Asset Management tiene mucho que aportar al respecto, ya que ofrece todas las herramientas necesarias para gestionar adecuadamente los contenidos de una o varias empresas con la máxima eficacia. Ahora que la organización resulta más importante que nunca, localizar con rapidez el contenido es crucial.

Por ejemplo, configurar estructuras complejas de metadatos tan personalizables como se quiera, jerarquizando áreas y clases de assets con propiedades heredables o catalogando por capas, sin duda permiten contar con un sistema versátil que pueda adaptarse a cualquier necesidad. 

Tras ubicar los contenidos necesarios, la capacidad para realizar varias funciones desde la misma interfaz también aplica al siguiente paso, la edición. Editores sencillos  de vídeo 100% basados en web como Wedit , pueden marcar diferencias a la hora de dejar los assets listos para emitirse, ya que entre otras funcionalidades permiten editar secuencias en baja resolución con precisión fotográmica, grabar voiceover sobre el timeline, terminar la edición en  la mayoría de editores no lineales (ENL), si fuera preciso, y ofrecen además, la posibilidad de acceder a la herramienta a través de cualquier navegador o sistema operativo, virtudes que a día de hoy pueden ahorrar más de un dolor de cabeza. 

La planificación, la herramienta más necesaria

Por supuesto, de poco sirve organizar tareas, ubicar contenidos y editarlos si no contamos también con un sistema que permita planificar cuándo y cómo se van a emitir: es ahí donde un sistema de tráfico y planificación  es de mayor utilidad, ya que permite la programación de contenidos en múltiples pantallas y a largo plazo.

Visualizar los contenidos propios y adquiridos, monitorizar las licencias disponibles de estos últimos automáticamente y contar con opciones avanzadas que ofrecen sistemas como VSNCrea para previsualizar cualquiera de los contenidos para verificarlos es  una opción ideal para ganar enteros en rapidez y agilidad. 

VSNCrea

VSN Crea permite planificar la emisión de contenidos de forma sencilla.

Además, su integración con sistemas de gestión como el ya mencionado MAM ofrecen una serie de ventajas competitivas muy destacadas y a tener en cuenta.. En el caso concreto de integración entre VSNCrea y VSNExplorer MAM, mientras uno está dedicado a recuperar la media necesaria y otro a programarla, todos los cambios que se hacen en uno -como modificaciones en metadatos o segmentos- quedan reflejados en el otro y viceversa, lo que conforma un potente software tan útil para una TV tradicional como para una VoD

Por último, analizar la rentabilidad y el retorno de inversión (RoI) de los contenidos a través de estos sistemas ayuda a tomar mejores decisiones estratégicas en un entorno donde -ahora más que nunca- cada espectador cuenta.

A todas luces, parece que este escenario excepcional ha resituado en muchos aspectos el futuro inmediato. Una tecnología integrable, eficiente e intuitiva que permita coordinar ágilmente el trabajo en equipo ya no es una opción, es una necesidad de primer orden. En definitiva, cada herramienta que nos permite mantenernos conectados -ya sea para crear, organizarnos o mandar un simple saludo- nos acerca un poco más al final de este complicado camino. Stay safe – Keep it digital. 

Share This