Por qué necesitas un sistema MAM

White Paper

Tu guía para comprender qué es un sistema MAM

Hoy en día, la competitividad dentro de la industria de broadcast y media ha crecido hasta el punto de que cada segundo es primordial en la creación y producción de contenido. Por lo tanto, es imposible comprender la industria broadcast y media y el sector audiovisual y del entretenimiento sin prestar atención a una de las herramientas más cruciales para sus operaciones diarias: los sistemas de gestión de contenidos de media (en inglés, Media Asset Management system o MAM).

En VSN queremos ofrecer una visión general sobre esta tecnología, prestando atención a cómo la aparición de nuevos tipos de ficheros de vídeo, con diferentes formatos y dirigidos a diferentes plataformas, ha creado un entorno complejo que hace necesario que las empresas del sector gestionen correctamente todo archivo ingestado y automaticen las tareas repetitivas tanto como sea posible para aumentar la eficiencia y evitar errores.

¿Qué es un sistema MAM y cómo puede ayudar a tu empresa?

Empecemos por definir el concepto de MAM. Un sistema de gestión de contenidos de media (en inglés, Media Asset Management system o MAM) es una herramienta que gestiona, organiza y cataloga cualquier tipo de archivo o asset de una empresa de forma centralizada, con la posibilidad de asociar estos contenidos con uno o varios assets y metadatos personalizados para facilitar las tareas de búsqueda, recuperación y distribución de contenido.

Para comprender completamente las tecnologías de gestión de los contenidos de media (MAM), necesitamos entender qué son los assets y por qué es clave tener una sistema MAM para gestionarlos. Entonces, ¿qué es un asset?

En su definición más básica, un asset es un recurso. Veamos algunos ejemplos: Para una persona, un asset podría ser una casa, un coche o, en resumen, cualquier bien que alguien aprecie y quiera guardar en un lugar seguro, usar para obtener ganancias, vender o incluso compartir con otros. En el sector industrial, los assets son bienes o valores de los que las empresas dependen para su trabajo diario. Por ejemplo, en una fábrica de construcción, los assets podrían ser los trabajadores, la materia prima, la maquinaria, etc.

Obviamente, cada empresa tiene diferentes formas de mantener y cuidar sus assets. En la industria broadcast y media, un asset podría ser una película que usted compra a un productor; una campaña publicitaria que genera para vender más unidades de su producto; noticias creadas por periodistas en la sala de redacción; la ingesta de material en bruto para editar; los subtítulos, etc.

Hay que gestionar y guardar estos contenidos en una ubicación segura, con permisos específicos y con metadatos específicos para tener una descripción completa de estos. Además, deben estar listos para ser buscados y distribuidos en cualquier momento y desde cualquier lugar. De hecho, en un mundo multiplataforma como en el que vivimos hoy día, un asset puede ser, por ejemplo, varios episodios o una serie completa, en vez de un único capítulo de esta serie.

En resumen, un asset es un contenedor con una ID única, que puede contener varios archivos o materiales, metadatos específicos y sus propios derechos. Generalmente, todos los assets deben gestionarse y protegerse para extraerles el máximo valor. Por eso, para las empresas es clave contar con los sistemas más avanzados para administrar correctamente sus contenidos.

Y volviendo al tema de los sistemas MAM, ¿qué ventajas ofrecen a las empresas?

  • Catalogación precisa de archivos multimedia utilizando campos de metadatos personalizados
  • Búsquedas avanzadas, en base a reglas o criterios de búsqueda, para acceder rápidamente a cualquier contenido.
  • Mayor interoperabilidad. El MAM es el núcleo de toda instalación, por lo que debe ser un sistema abierto que pueda integrarse con sistemas de terceros y personalizarse según las peticiones de los usuarios.
  • Aumento de los beneficios de la compañía al permitir producir contenidos de una mayor calidad y de manera más eficiente, gracias a una optimizada gestión de los recursos.

Un poco de información sobre los metadatos

Hemos estado hablando sobre la importancia de los metadatos para la correcta gestión, catalogación y recuperación de archivos digitales. En este punto, surge la siguiente pregunta: ¿qué son los metadatos?

Los metadatos son “datos sobre los datos”, es decir, información que nos permite conocer datos sobre un archivo o asset y que facilita su identificación, descripción y clasificación, optimizando su gestión.

Veamos un ejemplo. Imaginemos que trabajamos para un canal deportivo y que estamos editando un vídeo sobre un gol marcado por Messi en el Mundial de fútbol. Durante el proceso de edición, podemos introducir información relacionada con este vídeo, en forma de etiquetas o tags, que nos ayudará a encontrarlo en el futuro si es necesario. En este caso, los metadatos que podríamos asociar a este video son: gol de Messi, Mundial de fútbol, selección argentina, Lionel Messi… Incluso podríamos detectar automáticamente metadatos del archivo multimedia, como su duración, calidad, formato, objetos, emociones, etc.

De esta manera, si en el futuro uno de nuestros compañeros está haciendo un documental sobre este jugador de fútbol, solo será necesario poner en el campo de búsqueda de su sistema MAM palabras clave como Messi o gol de Messi, para encontrar de inmediato este vídeo (y otros similares), ahorrando tiempo y recursos y aumentando así la calidad de los resultados finales.

En resumen, cuantos más metadatos pueda gestionar su MAM de manera avanzada, más valioso será su sistema de gestión de contenidos. Los metadatos se han convertido en uno de los aspectos más importantes en la gestión de contenido y tienen un papel crucial en la fase de distribución. Por lo tanto, un correcto diseño, desarrollo e implementación de un sistema de metadatos es esencial en un mundo que está inundado de contenido digital. Estos ya no sólo son un requisito técnico, sino también comercial y operativo. Y, como veremos más adelante, un sistema MAM utiliza metadatos para encontrar, administrar y distribuir los medios, lo que convierte estos sistemas en un elemento clave para una empresa.

La historia de la gestión de media

Si retrocedemos en el tiempo, durante los años 80, después de la desaparición de las cintas magnéticas, los archivos multimedia se almacenaban en cintas Betacam. Obviamente, con el aumento de la cantidad de material audiovisual se hace imposible rastrear dónde está el contenido y, además, usar cintas significa tener una dependencia del soporte tecnológico, con el consiguiente riesgo de obsolescencia de la tecnología o el deterioro de las cintas.

A finales de los 90 comenzó la digitalización de cintas gracias a las posibilidades que ofrecían las nuevas tecnologías y se empezaron a mostrar algunos sistemas MAM primitivos en las reuniones de la NAB (Asociación Nacional de Emisoras Broadcast de Estados Unidos) en torno a 1995-1996. A partir de ese momento, entramos en el mundo “sin cinta” o tapeless, donde los archivos digitales pasaron a reemplazar a las cintas. En esa época también se empezó a emplear el término MAM para referirse a los sistemas de gestión de media, que todavía generaban cierta incertidumbre en cuanto al control de los recursos.

Debido a todos los desafíos que surgieron con la transición de la era análogica a la digital, a principios del siglo XXI el uso de los sistemas MAM se extendió para gestionar el nuevo contenido digital. Y hoy en día, todos gestionamos contenidos digitales de una manera o otra, siguiendo un sistema de estructuración mediante carpetas, etiquetas, jerarquías, etc., que nos permite encontrar y manipular los archivos de manera predecible.

Ya a partir de 2010, surgieron algunos nuevos retos en los sistemas MAM como el almacenamiento de todo el contenido en local, es decir, en un lugar físico (Optical Disk Archives, LTO, etc.) que suponía a las empresas asumir el coste de tener una infraestructura de este tipo. Por ello, comenzaron a buscarse cada vez más soluciones en la nube y sistemas MAM que se pudieran implementar en este tipo de infraestructuras, proporcionando protocolos avanzados para transferir contenidos entre los clientes y los espacios de almacenamiento en la nube.

Durante los últimos cinco años, el MAM ha dejado de ser una simple herramienta que archiva y gestiona contenido para convertirse en la pieza clave de la mayoría de los procedimientos dentro de las empresas del sector broadcast y media. Por ejemplo, un MAM es crucial para el acceso y distribución multiplataforma de contenidos, ya sea hacia una plataforma OTT, VoD, Web TV o redes sociales. Además, gracias al desarrollo de los motores de inteligencia artificial, ahora los sistemas MAM pueden realizar de manera automática cada vez más tareas, tales como la detección de metadatos, catalogación de contenido y automatización de flujos de trabajo para evitar tareas repetitivas.

Y tenemos que estar preparados para el futuro porque, como saben, nuestra industria está cambiando muy rápidamente.

10 + 1 requisitos de un sistema MAM avanzado

  • Ingesta y transcodificación: El sistema MAM organiza y gestiona todos los contenidos de media de una empresa. Por ello, debe ser capaz de controlar esos archivos desde que éstos son ingestados en el sistema. También debe ser capaz de cambiar su formato (transcodificarlos) en función de las necesidades del usuario en cada momento y del sistema que planeen utilizar posteriormente, durante los procesos de producción, edición, entrega y difusión del contenido.
  • Catalogación de archivos, recuperación y distribución: Para ahorrar tiempo y recursos, es esencial que todos los archivos estén correctamente organizados, que sean fácilmente accesibles para su recuperación y distribución y que se ofrezca una visión clara y transparente de los recursos de que dispone la empresa. Para ello, el proceso de catalogación es una de las funcionalidades clave de un sistema MAM. Cuanto mejor esté preparado un MAM para catalogar media y ficheros (ya sea de forma manual o automática), mejor será el rendimiento del sistema.
  • Gestión de permisos: Los trabajadores de una empresa tienen necesidades distintas, por lo que los recursos y el acceso al sistema de los diferentes usuarios deben administrarse correctamente. Una buena gestión de permisos permite organizar usuarios y departamentos, así como crear jerarquías de manera eficiente y productiva.
  • Preparado para la nube: Una interfaz web HTML con un sistema de transferencia de ficheros rápido y fiable, como el protocolo de aceleración propio de VSN para redes IP, permiten instalar todo el sistema (MAM en la nube) o sólo parte de éste (sistemas híbridos) en plataformas cloud como Windows Azure, Amazon Drive o Google Cloud.
  • Detección automática de metadatos: La integración con los motores de inteligencia artificial no es un requisito obligatorio de un MAM pero se está convirtiendo en una herramienta clave. Esencialmente, esta tecnología permite la detección automática de metadatos, la búsqueda avanzada de contenido y la transcodificación a múltiples formatos. También facilita la moderación de contenido (detección automática de contenido para adultos, caras borrosas, etc.) y hace posible identificarlo a través de huellas digitales, así como asociarle información adicional basada en metadatos, entre otras posibilidades.
  • Seguridad: Los assets son los recursos más valiosos en una empresa audiovisual. Su gestión debe llevarse a cabo con los protocolos de seguridad más estrictos para evitar pérdidas o daños, así como con el cifrado adecuado para mantener el contenido seguro en todo momento.
  • Acceso y distribución multiplataforma: Un MAM multiplataforma integrado con las principales redes sociales (como Facebook, YouTube, Twitter, etc.) y plataformas en línea (web TV, OTT, VOD, etc.) será clave para distribuir contenido directamente desde el propio sistema MAM y sacar el máximo rendimiento al contenido en todos los dispositivos y plataformas posibles.
  • Búsquedas avanzadas: Para una empresa de broadcast y media es esencial localizar de manera rápida y fácil todos sus contenidos. El sistema MAM debe permitir hacer búsquedas precisas utilizando varios criterios o reglas para encontrar los assets o archivos cuando sea necesario, sin perder un sólo minuto de tiempo.
  • Metadatos personalizados: Cada cliente tiene unas necesidades específicas. La clasificación por áreas y la posibilidad de definir diferentes capas de metadatos según el tipo de contenido hacen posible configurar el sistema como si estuviera hecho a medida, aumentando su eficiencia.
  • Escalable: Al elegir un sistema MAM, es necesario asegurarse de que este pueda crecer a medida que crece el negocio. Si no, el riesgo de tener que reemplazarlo en el futuro es muy alto y costoso. Por eso, un sistema escalable no sólo es muy beneficioso, sino un requisito crucial a la hora de elegir un MAM.
  • Arquitectura abierta: La posibilidad de integrar el MAM fácilmente con soluciones de terceros es esencial para expandir la solución instalada cuando sea necesario. Debemos tener en cuenta que los sistemas MAM son el núcleo de casi todas las empresas de la industria broadcast y media, siendo la tecnología encargada de gestionar todos los vídeos y archivos que se usan, producen, transmiten o distribuyen. Por lo tanto, deben tener la capacidad de convertirse en el “director de orquesta” de todos los flujos de trabajo que realizan los sistemas de terceros de cualquier instalación, asegurándose de que no habrá ningún problema o error al transferir toda la información y los archivos de un sistema a otro.

VSNExplorer: el MAM de VSN

Tener un sistema MAM avanzado y robusto se ha convertido en una necesidad importante para sobrevivir en la industria actual. Consciente de esa necesidad, en VSN hemos desarrollado VSNExplorer MAM, perfectamente adaptado a los nuevos desafíos a los que se enfrentan las empresas. Nuestro MAM está preparado para sacar el máximo provecho de los entornos en la nube, gracias a su interfaz web accesible desde cualquier ubicación y a su sistema de intercambio de archivos seguro y rápido. Asimismo, cuenta con funcionalidades avanzadas de ingesta, detección de metadatos, catalogación, búsqueda y archivo. Se integra fácilmente con sistemas de terceros, es multiplataforma para permitir la distribución rápida de contenido y escalable, para crecer a medida que crecen las necesidades del usuario y el negocio.

En resumen, VSNExplorer hace de la tecnología un aliado para que los profesionales de esta industria creativa puedan ser lo más eficientes posible y puedan concentrarse en lo que mejor hacen: crear.

Si le gustaría tener acceso a la versión completa de este White Paper y conocer en profundidad la historia de estos sistemas, las ventajas que le puede ofrecer un sistema avanzado como VSNExplorer MAM y la opinión y valoración personal de nuestros expertos, complete el formulario que se muestra a continuación.

Descarga la versión completa del documento

¿Interesado en VSNExplorer MAM? Descarga la información de producto

;